sábado, 17 de noviembre de 2012

Apuntes sobre el uso de la tipografía en los carteles de cine actual

La Trajano es uno de los tipos de letra más populares en la historia del cartel  de cine. Las tendencias actuales indican que se ha pasado de usar de forma casi omnipresente en películas de corte histórico y épico a historias perturbadoras y de terror. La encontramos en el cartel de "A Nightmare on Elm Street", enésima reinvención de un clásico del horror, fracturada  en el cartel de la película "The Human Centipede" y en "After the Life". En "The Cabin of the woods", si bien el diseño  se adhiere de forma obediente a las convenciones actuales de la tipografía del  cartel de cine- también la tipografía secundaria  Gotham, el nuevo valor  del cine -, utiliza  magistralmente la imagen de cubo de Rubik, aludiendo a la historia de la película pero sin revelar demasiado.
El thriller de terror "Let Me In" tiene un cartel adecuado a una trama espeluznante que combina la  inocencia infantil y la truculencia. Esta imagen funciona de maravilla, con la chica  en camisón  en posición fetal sobre un charco de sangre que emerge de un fondo completamente negro. Fiel a la tendencia, utiliza  la Trajano.
En "The house of the end the street" la cabeza de la protagonista parece haberse reducido considerablemente en relación al cuerpo y, como era de esperar en un thriller de terror reciente, resuelve el título de la película en Trajano.


Un hombre, un arco, una flecha.. Fuentes versales expandidas Aviano y Blair ITC.  No es ciencia para cohetes, pero el cartel de la película Robin Hood, centrado en el rostro del protagonista,  es básico pero eficiente. Salvo si se le compara con el cartel de Rambo:  el título de esta película emplea la Neue Helvetica 93 extra-bold  sobre el rostro de Sylvester Stallone, evocando la pintura de guerra. Su posición justo debajo de los ojos aumenta su intensidad .
Lo que hace de la publicidad para "The Dark Knight" un éxito no es tanto el cartel sino la impresionante campaña viral orquestada alrededor. La campaña viral  comenzó con un teaser (campaña de intriga) de  la imagen de un murciélago casi un año antes de que la película llegara
a los cines.  En los carteles la fuente empleada es la  Franklin Gothic (excepto para los textos escritos a mano por supuesto). Una de los carteles teaser más logrados es este estilizado rostro Joker, combinando su ojo típico maquillado con negro y el símbolo de Batman en la  boca, una forma inteligente de mostrar cómo los enemigos jurados son en realidad las dos caras de la misma moneda. Durante la campaña  los carteles originales fueron  reemplazados por versiones idénticas que tenían garabatos por todas partes, como si el Joker y sus secuaces los hubieran sobreescrito. Sin olvidar  la inquietante imagen del Joker  pintando una sonrisa sangrienta en un cristal empañado.



El cartel principal de Looper emplea la fuente  Gotham. Los carteles alternativos logran visualizar la premisa de la película de una manera mucho más interesante. La versión alternativa yuxtapone las imágenes pasada y futura de Joseph Simmons, el personaje principal de la película. Esa misma paradoja recibe un tratamiento ligeramente diferente en el tercer cartel, donde el protagonista en edad madura se hace visible a través  de la fragmentación en el cuerpo del joven. 

Nicholas Sparks es un autor de novelas románticas muy prolífico que produce varías novelas al año. Todos sus libros son casi inmediatamente llevados al cine (todos estos libros son esencialmente el mismo libro), y es evidente que los estudios están vacíos de ideas para los carteles de películas de este autor.


En "Clash of the Titans" las imágenes fueron tratadas con un lavado de color unificador:  para los carteles de los héroes de la historia fue elegido un tono dorado cálido, mientras que en los de los malos se empleó una luz azulada fría. A la fuente Bank Gothic se le ha dado una apariencia tridimensional, como si fuera cincelada en piedra de color dorado. No hace mucho tiempo "300" - adaptación de Zack Snyder de la serie de cómics de Frank Miller -, demostró que se puede utilizar una solución tipográfica menos obvia (letras imitando estar talladas en piedra) y aún así obtener buenos resultados a través de la atmósfera adecuada. El título de la película (diseñado por el hermano de Miller), salpicado de sangre, y el llamamiento "Tonight we dine in hell" resuelto con una  Helvetica condensada, añade la sensación de urgencia y determinación, reforzado por la expresión de Gerard Butler.



Todo el mundo ama a los bebés. Al menos, esto es lo que el cartel de la película está tratando de vendernos. Lo hace con una suave tipografía sans redondeada: Arial Rounded. Pero redondear las esquinas de un tipo de letra es una solución solo a medias. 
Hubiera funcionado mucho mejor con una sans verdaderamente  redondeada, como Tempera Rose, Masala FF Cocon FF. O bien Alex Scholing, una fuente que evoca  juventud sin ser infantil ni condescendiente, una fuente que con su diseño logre ese equilibrio delicado entre la alegría inocente y solidez tipográfica.

La división de un cartel en bandas horizontales es un concepto ya probado, sin embargo, la composición de las fotografías y sus distintos matices de color le dan un toque de calidad.
.
"The Escapist" tiene un gran cartel en estilo retro, con los retratos de alto contraste negro y blanco de los protagonistas sobre una mancha de color plana. Las barras negras entre las imágenes aluden a barras de la prisión. El diseño tiene un look de los años  60s/70s  que se ve reforzado por la calidad de corte, el desgaste de los gráficos, y el alambre de púas a través del título de la película, que utiliza un tipo  típico sans serif condensado. 
Los otros dos carteles utilizan el mismo estilo  de fuentes sans condensados de "The Escapist". La diferencia en el tono de las dos películas es muy evidente. El fondo blanco y  colores desvaídos coincide con el drama romántico de "The mysteries od Pittsburgh", mientras que los cuadros casi monocromos en azul grisáceo con un toque de color rosa en el fondo negro proporcionan el ambiente perfecto para "State of Play". Esta diferencia también se refleja en el diseño de los carteles. Las tres imágenes del cartel de "Los misterios de Pittsburgh" se refieren al triángulo amoroso de la historia, mientras que la complejidad del thriller de "State of play" se refleja en la estructura del cartel.
 Al comparar estos los dos carteles para "Leatherheads" parece como si la gente de marketing no pudo decidir si esta película se anunciaban como una comedia romántica o una película excéntrica de deportes. En la versión de la izquierda, un  George Clooney cabezón con una fuente Kabel inclinada perezosamente. El tipo de la derecha es más adecuado: un diseño inspirado en las fuentes de madera norteamericanas del siglo XIX.


Refundido libre de los artículos de Yves Peters en http://fontfeed.com/archives/outcome-2012-presidential-election-predicted-by-typography/

0 comentarios :

Publicar un comentario